Páginas vistas en total

martes, 25 de enero de 2011

A solas, ascendemos

*** ***
A solas, ascendemos
a la cima de un monte. Caminamos
entre viejos bancales.
Nubes de flores albas aparecen
en los delgados trazos de las ramas
de todos los almendros.
Un ansia de subida nos alienta.

Llegamos a la cima.
Sobre una antigua roca, nos sentamos.
Nos rodean los valles emergidos
del hondo azul oscuro de las aguas.
Las cámaras de nuestros corazones
se llenan de una sangre jubilosa.

Un vértigo celeste nos invade.
Tus ojos acarician lo infinito.
Me incendia su mirada cristalina.


Felix Mendelssohn: Lied ohne Worte (Romanza sin palabras), Opus 19, número 1. Daniel Gortler, piano.

8 comentarios:

Fibonacci dijo...

He entrado por casualidad en tu página y me ha encantado lo que he leido...un saludo

Isidro Hernández dijo...

Querido Ramiro, bonitos almendros, los contemplados por tus ojos.

Rafael-José Díaz dijo...

Hondura en la ascensión, levedad en la altura, y un blanco que contiene la sangre perfumada por las flores de almendros en sus cámaras de latidos innúmeros. Enhorabuena y un abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Fibonacci:

Me alegro de que el poema te haya gustado. Un saludo cordial, y sé bienvenido.

Ramiro Rosón dijo...

Isidro:

Me alegro de que te gusten esos almendros, floridos como un adelanto de la primavera. Muchas gracias por tu lectura y tu comentario. Un fuerte abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Rafael:

La ascensión como vía de purificación y conocimiento, la levedad que se alcanza con el desprendimiento de todo lo superfluo, el blanco como signo de pureza, la unión de los latidos del yo con los de la amada y los del mundo… De todas esas ideas hay algo en este poema. Muchas gracias por tu lectura y tu bello comentario, que viene a ser casi como un breve poema en prosa. Un fuerte abrazo.

Euterpe dijo...

¡Un literato melómano, perfecto! Aquí dejo mi blog musical, que espero que interese. Gracias.

Ramiro Rosón dijo...

Euterpe:

Sí, has dado con un poeta melómano, amante de la música clásica. Gracias por dejar el enlace de tu blog. Ya lo visitaré. Un saludo, y bienvenida.