Páginas vistas en total

sábado, 24 de octubre de 2009

Un pájaro


En la primera luz de la mañana,
trina un pájaro a solas.
Es una mancha verde y amarilla,
posada en la araucaria que se yergue,
buscando unir las nubes con el suelo,
en el jardín angosto de una casa.
Es un cuerpo de luz, que tiende lazos
de unas ramas a otras
con leves aleteos.
Sobre el árbol, se quedan
las nubes detenidas,
enseñándome, igual que un mapa abierto,
una geografía volandera
de los reinos celestes.

Los trinos de ese pájaro, que nacen,
como un agua de sol, de su garganta,
alivian la silueta
de la ciudad, pesada y agobiante,
que eleva sus murallas
y torres de cemento bajo el cielo.
Los trinos de ese pájaro renuevan
mis ansias de alborozo, mi esperanza
de que el cielo presente
sea más luminoso
que el cielo del pasado.

18 comentarios:

Artemisa dijo...

Hola!

Me ha gustado mucho tu poema... me encanta escuchar el alegre piar de los pajarillos...

Besos,
Eva

fandestéphane dijo...

En la primera luz de la mañana, o en la pálida del anochecer, es un lujo leer tus poemas, Ramiro.
Los trinos de ese pájaro renuevan mis ansias de alborozo... y a mí me transportan a unos nuevos fulgores de vida y sosiego.
Me ha gustado como describes el concierto en la ermita de San Miguel en La Laguna. Y me han venido recuerdos sobre la película que ya comentamos. Tu manera de expresarte hace que me sienta transportado como por arte de magia allí donde tú vayas.

Saludos afectuosos y buen fin de semana.

marisa dijo...

¡qué hermoso es ese pájaro, ramiro y qué bello su trino en tu poema!El cielo irá cambiando cada día pero la luz de tu palabra poética brillará en su autenticidad y su maestría.Un fuerte abrazo

PÁJARO DE CHINA dijo...

Tu pájaro esfuma el ruido y me permite escuchar la respiración del mundo. Y también la mía. Un abrazo fuerte.

ana dijo...

El aleteo de la esperanza en la presencia de ese pájaro, de todo aquello que aún está por venir... el cielo del presente, esperando el porvenir...

... un abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Eva:

Me alegro de que te haya gustado este poema. El canto de los pájaros, como ya sabemos, es uno de los sonidos más hermosos de la creación. Levanta el ánimo si éste se halla abatido; lo sosiega si se halla agitado.

Un beso y bienvenida.

Ramiro Rosón dijo...

Fandestéphane:

Aunque cada vez estoy más ocupado en los quehaceres diarios y me queda menos tiempo para atender este blog, procuro que los escritos que cuelgo en él describan lo mejor posible mis vivencias, emociones y pensamientos. Sin este esfuerzo, quizás la literatura carecería de sentido.

Me alegro de que te haya gustado mi apunte sobre ese concierto de viola “da gamba”. Mientras el músico tocaba, yo también recordé algunos pasajes de la película “Todas las mañanas del mundo”.

Mil gracias por tu lectura. También yo espero que pases un buen fin de semana. Un abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Marisa:

Celebro que estos versos te hayan gustado. Como bien dices, toda poesía es un intento de volver lo fugaz en duradero, fijando con palabras las vivencias, que huyen arrastradas por el río del tiempo.

Un fuerte abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Mariel:

El pájaro es una manifestación del alma del mundo. Su canto nos enseña que la tierra no es materia inanimada, sino viva. Y, como bien dices, el pájaro nos ayuda a escuchar nuestra respiración y a sentirnos vivos.

Un fuerte abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Ana:

El alba en que ese pájaro canta, la primera luz de la mañana, simboliza la esperanza de un día luminoso en todos los sentidos, un día que no sólo se muestre soleado, sino también alegre y venturoso.

Por otro lado, los cuatro versos finales del poema quieren decir que ese día ya está surgiendo, como una rosa que fuera abriéndose despacio, aunque todavía no se ha desarrollado plenamente. Aluden a un presente dinámico y variable que es a la vez presente y futuro, realidad y promesa.

Un abrazo.

Sergio dijo...

Precioso, Ramiro. Buen respiro ese agua de sol, ese canto de esperanza y sosiego.

Precioso.

Saludos.

Ramiro Rosón dijo...

Sergio:

En estos versos, mi intención ha sido cantar a la esperanza y al sosiego como una forma de conjurar el desaliento y la melancolía. Me alegro de que esa “agua de sol” te haya gustado.

Un fuerte abrazo.

ana dijo...

Un abrazo, deseo que todos tus avatares te salgan como desees. Se te intuye muy ocupado.

Ánimo y suerte!!!

fandestéphane dijo...

Lo primero es lo primero, Ramiro.
Dedícate con intensidad a tus estudios, -de igual manera qué lo has hecho en el blog-, y ya verás como el triunfo será absoluto.

Esperaremos lo que haga falta, no te preocupes.

Saludos afectuosos

Ramiro Rosón dijo...

Ana:

En efecto, debido a mis estudios, cada vez estoy más ocupado con los diversos exámenes y trabajos que se me van presentando y no puedo atender este blog con la misma frecuencia con que solía hacerlo. Me temo que esta situación se mantendrá a lo largo de casi todo el curso, y, probablemente, deberé conformarme con escribir sólo de vez en cuando.

Mil gracias, Ana, por la atención que me prestas. Un fuerte abrazo.

Ramiro Rosón dijo...

Fandestéphane:

Como bien dices, lo primero es lo primero. No puedo eludir las obligaciones. Por esta razón, estoy intentando aprovechar el tiempo lo más posible.

Muchas gracias por tu atención. Un abrazo.

JOSÉ CARLOS CATAÑO dijo...

Una agradable sorpresa. Felicidades, y gracias.
JCC

Ramiro Rosón dijo...

Celebro que haya sido una agradable sorpresa, como ese pájaro que un día me sorprendió con su belleza inesperada. Gracias a usted, José Carlos, y bienvenido.